21 de febrero de 2012

"Israel precisa un centenar de aviones para atacar a Irán"


 

Israel precisa un centenar de aviones para atacar a Irán
Un ataque contra las instalaciones nucleares de Irán podría ser una operación altamente compleja y requerirá al menos cien aviones de combate, señala el periódico New York Times que cita a oficiales estadounidenses de defensa y a analistas militares cercanos al Pentágono.

Según los altos oficiales los aviones de combate israelíes deberían recargar combustible en el aire, deshacerse de la defensa aérea y atacar simultáneamente múltiples sitios subterráneos.

Los funcionarios norteamericanos subrayan que un eventual ataque contra la República Islámica será muy diferente de los ataques "quirúrgicos" ejecutados contra el reactor nuclear de Siria en 2007 y el reactor de Osirak, en Irak, en 1981.

"Todos los especialistas hablan acerca de 'Oh, sí, bombardear Irán', pero no será fácil" manifestó el teniente general David Deptula, que se retiró el año pasado con un alto grado como oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea de EEUU y que planificó las campañas norteamericanas en 2001 en Afganistán y en la Guerra del Golfo en 1991.

Andrew R. Hoehn, un ex oficial del Pentágono le dijo al New York Times "no pienso que pueda encontrar a alguien que le diga cómo va a ser –un puñado de aviones, una noche, entrar y salir".

Según el reporte, Michael V. Hayden, quien fuera director de la Central de Inteligencia Americana (CIA), entre 2006 al 2009, expresó que un ataque aéreo que sea capaz de hacer retroceder seriamente al programa nuclear de Irán está "más allá de las capacidades" de Israel, en parte, debido a la distancia que los aviones deberán viajar y la magnitud de la tarea.

Los analistas militares señalan que el primer problema que enfrenta Israel es cómo llegar hasta Irán. Existen tres potenciales rutas: desde el norte a través de Turquía, desde el sur, por Arabia Saudita o atravesando una ruta central a lo largo de Jordania e Irak.
Los expertos consideran que la ruta a través de Irak es la más probable y directa, debido a que ese país carece de una defensa aérea efectiva, y porque tras la retirada en diciembre, Estados Unidos ya no tiene la obligación de defender los cielos iraquíes.

Asumiendo que Jordania toleraría que los aviones israelíes atraviesen su espacio aéreo, el próximo problema es la distancia.
"Israel posee aviones de combate F15I y F16 que pueden acarrear bombas de alto poder, pero su alcance depende de la altitud, la velocidad y la carga – pero no alcanzan a cubrir el mínimo de dos mil millas (3.200 kilómetros) del viaje de ida y vuelta. Esto no incluye el tiempo perdido en un objetivo más el potencial de tener que deshacerse de los ataques de

los misiles iraníes y los aviones", según el informe.

De cualquier manera, el reporte señala que Israel deberá emplear aviones cisterna (o aviones nodriza), para reabastecer sus cazabombarderos, pero se estima que el Estado judío no tiene suficientes.

Scott Johnson, un analista de la firma consultora IHS Jane apuntó que Israel posee ocho KC-707 aviones cisterna de fabricación norteamericana, aunque no está claro si todos ellos están en actividad. Es posible, afirma el especialista, que Israel haya reconfigurado aviones existentes en aviones cisterna para usarlos en un ataque.
Los aviones cisterna deberían ser protegidos por más aviones cazas, dice el New York Times. "por lo tanto el número de aparatos que se precisa se dispara", expresa Johnson. Israel posee cerca de 125 F-15I y F-16I

Sin embargo, según el informe Jerusalén debería emplear también aviones de guerra electrónica para penetrar las defensas aéreas de Irán y atascar sus sistemas de radares para crear un corredor para el ataque. Los analistas militares estadounidenses consideran que si bien las defensas antiaéreas iraníes son de vieja generación – en 2010, Rusia se negó a venderle a Teherán sus sistemas de misiles antiaéreos S-300 -; éstas no son para nada desdeñables.

Los expertos sostienen que otros obstáculo principal es el inventario de bombas de Israel capaz de penetrar la central nuclear de Natanz, que se cree que está enterrada bajo 20 pies (6 metros) de cemento reforzado, y en el sitio de Fordo, cavado en las profundidades de la montaña.

El informe sugiere que asumiendo que no emplee una bomba nuclear táctica, Israel posee las bombas de profundidad antibunker GBU-28 de cinco mil libras (aproximadamente 2.300 kilogramos) que pueden dañar esos duros objetivos "aunque no es claro cuán profundo pueden ir".

El New York Times señala además que un informe del Centro de Política Bipartidista, escrito por Charles S. Robb, ex senador por el Estado de Virginia,y Charles F. Wald,, un general retirado de la Fuerza Aérea, recomendó a la administración Obama que venda a Israel 200 bombas anti-bunker mejoradas GBU-31 y tres aviones avanzados para el reabastecimiento de combustible en el aire.

Analistas militares dijeron al rotativo neoyorkino que EEUU debería involucrarse – o decidir atacar por sí sola – el Pentágono tiene la capacidad de lanzar grandes ataques con bombarderos, aviones sigilosos y misiles cruceros seguidos de aviones no tripulados que podrían evaluar el daño para ayudar a dirigir más embates.

"Estados Unidos, a diferencia de Israel, tiene plena capacidad de reabastecimiento en el aire. Sus bombarderos pueden volar desde la base de Al Udeid en Qatar, Diego García, en el Océano Índico, o desde bases en Gran Bretaña y el territorio norteamericano", dice el informe.

El general Deptula enfatizó que "existe una sola superpotencia en el mundo que puede sortear éxito los inconvenientes. Israel es muy buena en ataques selectivos aquí y allá"

Publicar un comentario