22 de febrero de 2012

Aplicando una ley que da resultados

 

“27 ¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras? No, sino por la ley de la fe.”

Romanos 3:27

La fe es una ley y como toda ley hay que practicarla, respetarla y ponerla por obra. Hay una ley de la fe y está operando a favor de su vida y usted la tiene que respetar y aplicar.

Todo su estilo de vida, lo que va desarrollando en Dios y todo lo que va alcanzar en esta tierra tiene que estar respaldado por la fe en Dios.

Dentro suyo hay cosas poderosas que Dios ha depositado no sólo para completar su vida con toda plenitud y bendición, sino para operar a través de su vida en la vida de otras personas. Hay poder que fluye cuando sabe operar en la ley de la fe y lo hace con la palabra de Dios.

Lea Marcos 5:25-34. Seguramente ya habrá oído anteriormente sobre esta mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía mucho tiempo y después de haber recorrido muchos médicos y no haber encontrado solución en esta tierra, encontró a Jesús. El versículo 28 muestra cómo ella aplicó la ley de la fe: “28 Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva.” El versículo siguiente muestra los resultados: “29 Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote.” Así fue como aquella mujer aplicó la ley de la fe.

Hizo que el poder se manifestara por aplicar esa ley.

En esos momentos había como trescientas personas que estaban alrededor de Jesús porque querían recibir algo. Pero la que recibe la manifestación del poder es una persona que respeta leyes espirituales, las pone en práctica y ve los resultados en su vida. La palabra de Dios está sobre todas las cosas y Dios se va a encargar de cumplir con su palabra y no va a quebrantar el pacto.

Cuando usted se pone en acuerdo y en pacto con él, caminando en esa palabra y aplicando las leyes espirituales va a hacer que el poder fluya y que la autoridad se manifieste en su vida y a través de su vida.

Para que todo eso se movilice y se encamine usted tiene que actuar en acuerdo con la palabra de Dios y poner en práctica las leyes espirituales para que se manifieste y fluya el poder con libertad. Hay multitudes que lo necesitan y que quieren recibirlo pero no ponen en práctica aquello que hará que la bendición, el poder y la autoridad se manifiesten.

Sea como la mujer del flujo de sangre que aplicó una ley que da resultados. Yo no sé si necesita una sanidad milagrosa, la cancelación de una deuda o alguna otra cosa más interna pero algo sé, si usted aplica la fe sobre ese problema tienen que manifestarse los resultados en su vida. Es así, si usted aplica la ley de la fe, indefectiblemente verá buenos resultados. Pruébelo y verá.

Oración: Padre, hoy entendí cuán importante es para mi vida el creerte y poner por obra tu Palabra. Todo lo que aplique en mi vida con fe, creyéndote, sé que me llevará al éxito seguro. Gracias por amarme tanto y poner a mi disposición todas las herramientas necesarias para caminar triunfante en esta tierra. Quiero vivir los días de los cielos en la tierra. En el nombre de Jesús, amén. Por Juan Crudo.

Publicar un comentario