13 de octubre de 2010

Crisis sistémica global: El impacto conjunto de las tres « olas monstruosas

 

por PoKaMa

us-deesilustration-com

Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP)

(GEAB) ‘GlobalEurope Anticipation Bulletin’ N°36 – 16 de junio de 2009 (Extractos; enlace al boletín completo al final)***

Tal como lo viene anticipando el LEAP/E2020 a partir de octubre de 2008, en vísperas del verano boreal 2009 la cuestión de la capacidad de Estados Unidos y del Reino Unido para financiar sus déficits públicos, ya descontrolados, se ha impuesto como la cuestión central en el debate internacional, hechos que abren el camino al doble fenómeno de una cesación de pago de Estados Unidos y del Reino Unido de aquí a fines del verano de 2009.

Así pues, en esta fase del desarrollo de la crisis sistémica global, contrariamente al discurso mediático y político dominante, el equipo del LEAP/E2020 no prevé en absoluto el inicio de la recuperación después del verano boreal de 2009 (ni en los próximos doce meses) (1). Al contrario, a causa de la falta de un tratamiento de fondo de los problemas cuando comenzó la crisis, consideramos que en este verano se producirá la convergencia de tres « olas gigantes » (2) particularmente destructivas, reflejando la continuidad de la profundización de la crisis, que originará en los meses de Septiembre/Octubre de 2009 convulsiones históricas. Como ha sido desde el principio de esta crisis, no todas las regiones del mundo se verán afectadas de igual forma (3); pero, para nuestros investigadores, todas, sin excepción experimentarán una gran degradación de su situación de ahora a fines del verano de este año (4).

Esta dinámica conlleva el peligro de tomar a contrapié a muchos agentes económicos y financieros seducidos por el actual fervor mediático.

Así, para el LEAP/E2020, lejos de los « jóvenes retoños » (« green shoots ») percibidos desde hace dos meses en todas las tablas estadísticas (5) impresa en los medias financieros internacionales, sus acreditados expertos y los políticos que los escuchan (6), son tres olas particularmente destructivas para el tejido socioeconómico que convergerán durante el verano de 2009, reflejando la prosecución del agravamiento de la crisis y arrastrando trastornos históricos desde finales del verano de 2009, en particular situaciones de cesación de pago de Estados Unidos y del Reino unido, ambos núcleo del sistema global en crisis:

oil-on-water

-

Las tres « olas monstruosas » del verano de 2009:

1) La   ola   de  desempleo  masivo:   tres   fechas   de impacto   que   variarán   según   los   países   de América,  Europa,  Asia, Oriente Medio y  África

El verano 2009 será un punto de inflexión en lo que respecta al impacto del desempleo en el desarrollo de la crisis sistémica global. En efecto, será el momento de las consecuencias, el paro se convertirá en todo el mundo en un factor de agravación de la crisis. Desde luego que este proceso no se desarrollará en todas partes al mismo ritmo, ni con consecuencias idénticas. Sin embargo, absolutamente sin excepción, a partir del verano 2009,   ocupará un lugar cada vez mayor en la opinión pública como en   las preocupaciones de los dirigentes políticos y económicos.

Para el   LEAP/E2020, esta generalizada ola de desempleo masivo impactará en tres tiempos a las principales regiones del planeta:

  • Desde fines del verano 2009 en Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda y España.
  • A fines del otoño 2009 en China, los países del Sureste de Asia, Latinoamérica, los nuevos estados miembros del UE, Turquía, Medio Oriente, África.
  • En el invierno boreal 2009/2010 en el núcleo de la Eurozona, Dinamarca, Suiza, Suecia y Japón.

El tiempo del impacto está de hecho determinado por dos parámetros esenciales:

  • El aumento del desempleo mismo.
  • La calidad del sistema de protección social del país correspondiente.

Como lo dijimos en el otoño 2008, los países que disponen de sistemas eficaces de seguro de desempleo estarán en condiciones de retrasar  el  efecto desestabilizador  de este desempleo masivo.  Aquéllos que disponen también de un sistema de protección social extendido podrán atenuar de manera significativa este impacto.

(…) América Latina, que por el momento sortea mejor esta crisis, será tomada por la coyuntura mundial y particularmente los grandes cierres de empresas exportadoras de materias primas en otoño. Su  integración regional  todavía no es suficiente para paliar la demanda mundial y los muy débiles sistemas de protección social contribuirán al empobrecimiento rápido de franjas enteras de la clase media sudamericana, particularmente en las grandes metrópolis (…)

2) La ola de quiebras  en  serie:  Comercio,  banca, inmuebles, Estados, regiones y ciudades.

La   inyección  masiva   de   capitales   públicos,   en   los   bancos   y   los   grandes   grupos   automovilísticos particularmente, no consiguió impedir resonantes bancarrotas como lo ilustran las quiebras históricas de General  Motors  en Estados  Unidos   (5 de  las  diez  quiebras  más  grandes  de  la historia de este país ocurrieron durante los últimos doce meses),  Arcandor en Alemania, sin contar las quiebras semanales de establecimientos financieros estadounidenses40. Más allá de estos acontecimientos muy evidentes, se asiste por todas partes a un aumento rápido y continuo de las quiebras de empresas y establecimientos financieros de gran, media o pequeña importancia que se acelerará después del verano de 2009, mientras que se prepara en Estados Unidos, el Reino Unido y España en particular, una segunda ola de embargos inmobiliarios que en el verano de 2009 va a caracterizarse por el inicio de una ola de cese de pagos de Estados,   regiones y ciudades.  Los «  jóvenes  retoños  » de  los medias  financieros no hacen más que ocultar las « hojas muertas » de la economía real.

Para un gran número de grandes empresas, medianas o pequeñas, se percibe el verano de 2009 como el verano de la última oportunidad. Es el caso de muchos países y regiones que dependen del turismo de manera crucial y después de meses de  «  vacas flacas  »  tienen la necesidad vital que la temporada de verano   2009  sea   exitosa   para  evitar   la   quiebra   a   partir   de   septiembre,   dependen   de   que   se   inicie fuertemente  la recuperación,   luego del verano,  para poder borrar  las pérdidas de los 9 últimos meses (desde que la crisis se aceleró en el 3° el trimestre 2009). Por desgracia, según LEAP/E2020, en ambos casos, la recuperación no acudirá a la cita:

  • Los turistas, si todavía vienen, están sin dinero.
  • Los consumidores, si tienen todavía un salario (y consiguientemente trabajo), están demasiado preocupados para gastar.

En el centro de esta ola rompiente, se encuentra en efecto el final del consumidor pródigo occidental, y más concretamente del estadounidense (que se convierte en desempleado, que tiene menos de horas de trabajo, que ve su salario disminuir).

Se puede intentar subirle la moral cubriéndolo con noticias positivas y ocultándole la información inquietante.

Se puede prometerle reducciones de precio o intentar relanzar el endeudamiento ilimitado.

Nada se hizo… y sobre todo nada se hará ya que este consumidor despreocupado y dopado por el crédito simplemente desapareció: ya no tiene dinero o está demasiado inquieto para hacer otra cosa que no sea economías.

Resumiendo, antiguos, nuevos y futuros desempleados conspiran inconscientemente para  matar al consumidor que fueron durante las últimas décadas. No hay duda que esta situación constituye un guión de película de horror económico a escala mundial. Pero no es escondiendo esta realidad, a dirigentes de empresas, asalariados y accionistas, que los políticos, expertos económicos y  financieros asumen sus responsabilidades. ¿Cuántos inversores, dueños de empresas y asalariados van a encontrarse despojados dentro de algunos meses cuando la realidad se imponga abruptamente mientras que se había anticipado una evolución inversa?

Esta ola rompiente de quiebras del sector privado y su cortejo de despidos masivos es tanto más grave cuanto que potenciará el impacto de  la primera ola,  analizada con más detalle en este GEAB N°36, intensificará las consecuencias de la ola de quiebras públicas: estados, regiones, y ciudades. En Estados Unidos y el Reino Unido, como ya lo anticipáramos en anteriores GEAB, el verano de 2009  será el momento del cese de pago; volveremos sobre esto mas adelante. Pero desde México a Turquía pasando por  los países del sudeste asiático y los países bálticos, los candidatos a la bancarrota pública ya son numerosos. Las formas que tomarán estas quiebras serán diferentes pero girarán alrededor de tres ejes: devaluaciones masivas (organizadas o impuestas), presupuestos de austeridad (reducciones drásticas de los salarios de los funcionarios, de las coberturas sociales, desempleo/jubilaciones/salud, reducciones de los servicios públicos), importantes subas de impuestos. Todas estás medidas matarán en estos países toda esperanza de recuperación económica a medio plazo (2/3 años), aumentando al mismo tiempo los riesgos de explosión sociopolítica. Y por supuesto, ello contribuirá  fuertemente reducir la demanda de bienes y servicios en el mundo, continuando deprimiendo las economías de los otros países.

Más allá de cuestiones económicas, estas situaciones ponen a prueba la fortaleza de los   lazos de solidaridad interna de muchos países promisoria, en algunos casos, de procesos  de desarticulación geopolíticas.

Despido de empleados públicos, cierre de servicios públicos, reducción de contratos con empresas privadas,… todo esto aumentará aún más la cantidad de quiebras de las empresas dependientes de la gestión pública y, por lo tanto, el número de desempleados. Este proceso que ya  comenzó, en el verano de 2009 se intensificará fuertemente, acelerándose en septiembre/octubre de este año, momento en el cual las últimas ilusiones de los líderes empresariales y públicos se desvanecerán.

moneda unicaMoneda Única, propuesta por Rusia y China

3) La   ola   de   la   crisis   terminal   de   los  Bonos   del Tesoro estadounidense,   el  USD,   la   Libra   y   el retorno de la inflación

La primera Cumbre de BRIC en Ekaterimburgo destinada a saber qué hacer con: sus reservas en USD y T-Bonds, la disminución de las reservas chinas   en T-Bonds, el llamado de la Organización de Cooperación de Shanghai para crear una nueva moneda internacional de reserva, la impotencia de la Reserva Federal para evitar la caída de los precios de los T-Bonds y el aumento conexo de las tasas de interés, la inquietud ya sistemática previa a la venta de Bonos del Tesoro en todo el planeta (y en especial en los países en situación de riesgo incluso, ahora, Estados Unidos y el Reino Unido), las variaciones cada vez mayores en los precios de las divisas en un contexto de persistente depreciación del USD, los temores de los europeos de un rebote del euro a niveles incompatibles con sus exportaciones, la crisis política, financiera,  económica,  monetaria… del  Reino Unido,  todos estos elementos constituyen  los nubarrones que se acumulan en el horizonte del verano de 2009. Para el LEAP/E2020, son la tercera ola (la tercer componente de las « hermanas », tan peligrosa para los buques), que originará a fines de verano el doble fenómeno de la cesación del pago de Estados Unidos y el recurrir al FMI del Reino Unido, y antes de que finalice el año, el comienzo de la desarticulación geopolítica mundial.

Para  el  LEAP/E2020,  esta cumbre de Ekaterimburgo es probablemente el último esfuerzo antes de  la ruptura. Si las demandas relacionadas con una reorganización más rápida y profunda de los derechos de voto en el FMI y de las otras grandes organizaciones internacionales no se aceptan y se aplican rápidamente por Estados Unidos, Japón y Europa, entonces la próxima cumbre del BRIC será una cumbre de ruptura, estableciendo estrategias independientes, o incluso contrarias a las   del trío USA/Japón/UE.

Distribucion_geografica_crisis2

Representación geográfica de las crisis.

——-

Estas tres olas no son sucesivas como esas olas monstruosas llamadas « tres hermanas » aunque igualmente destructivas; son mucho más peligrosas porque son simultáneas, asincrónicas y no paralelas. Por eso su impacto sobre el sistema mundial es generador de desarticulación al alcanzarlo bajo diversos ángulos, diferentes velocidades, con fuerzas variables. La única certeza en este estadio, es que el sistema internacional jamás fue tan débil y desprovisto frente a tal situación: la reforma del FMI y de las instituciones de gobernanza mundial anunciada en G20 de Londres es letra muerta (7), el G8 se parece cada vez más a un club moribundo respecto al cual todos se preguntan para qué puede servir ahora (8), el liderazgo estadounidense ya no es más que la sombra de si mismo intentando desesperadamente conservar compradores paras sus bonos del tesoro (9), el sistema monetario mundial está en total desintegración, con los rusos y los Chinos particularmente que aceleran su juego para situarse en la era Post-Dólar, las empresas no ven ninguna mejora en el horizonte y aumentan sus despidos, cada vez son más numerosos los Estados que vacilan bajo el peso de su deuda acumulada para « salvar a los bancos » y deberán enfrentar una oleada de quiebras desde fines del verano (10). Similar a los bancos, que después de haber extraído una vez más el dinero de los ahorristas crédulos en la mejora de los mercados financieros orquestada en las últimas semanas, deberán que reconocer que siguen insolvente a fines el verano de 2009.

En Estados Unidos como, en particular, en el Reino Unido, el colosal esfuerzo financiero público realizado en 2008 y a principios de 2009 beneficiando únicamente a los grandes bancos alcanzó tal grado de impopularidad, que en esta Primavera boreal de 2009 se tornó imposible proyectar nuevas inyecciones de fondos públicos en provecho de los bancos, que seguían insolventes (11). Entonces se volvió imperativo instrumentar un « hermoso cuento de hadas » para impulsar al ahorrista medio a inyectar sus propios fondos en el sistema financiero. A golpes de los « green shoots », de los índices bursátiles empujados hacia arriba sin verdadero fundamento económico y los « reembolsos anticipados de fondos públicos », se lo puso en marcha. Así, mientras que los grandes inversores de las monarquías petroleras o los países asiáticos (12), sacaban provecho de la ganga, salían del capital de los bancos en cuestión, una multitud de nuevos pequeños accionistas entraban en eso llenos de esperanzas. Cuando descubran que los reembolsos de fondos públicos son sólo una gota de agua con relación a lo que estos mismos bancos obtuvieron de la ayuda pública (especialmente para garantizar sus activos tóxicos) y qué, de aquí tres a cuatro meses como máximo (como analizamos en este GEAB N°36), estos mismos bancos estén a punto naufragar nuevamente, comprobarán, impotentes, que sus acciones nuevamente no valen nada.

Intoxicados por los financieros, los dirigentes políticos del planeta nuevamente se verán sorprendidos, después del verano, al descubrir que todos los problemas del último año resurgen intensificados, pues no han sido tratados sino que solamente « se ocultaron » bajo inmensas cantidades de dinero público. Después que este dinero haya sido dilapidado por los bancos insolventes, forzados a « salvar » competidores en peor estado que ellos mismos, o en los planes de reactivación económica mal concebidos, los problemas resurgirán agravados. Para los cientos de millones de habitantes de América, Europa, de Asia y África, el verano 2009 será una terrible transición hacia un empobrecimiento duradero debido a la pérdida de su empleo sin perspectiva de encontrar uno antes de dos, tres o cuatro años; o debido a la evaporación de sus economías colocadas directamente en el mercado bursátil, en los fondos de jubilación por capitalización o de las colocaciones bancarias atadas a la bolsa o nominadas en USD o en Libra británica; o bien debido a su inversión en las empresas empujadas a esperar desesperadamente una calma que no vendrá por mucho tiempo. (Fuente; GEAB, No. 36)

——–
Notas:

(1) Ni siquiera la recuperación sin empleos (« jobless recovery ») como tratan de vendérnoslo numerosos expertos. En Estados Unidos, el Reino Unido, la Eurozona y Japón, será una recuperación sin recuperación (« recoveryless recovery »), una pura invención destinada a tratar de volver a hacer consumir a consumidores estadounidenses o británicos insolventes y a hacer esperar el mayor tiempo posible a los países compradores de Bono del tesoro estadounidense y del Gilts británico (antes de que se persuadan que sus productos no tienen ya futuro en los países del USD y la Libra).

(2) Las « olas gigantes » son olas oceánicas muy altas y súbitas que fueron consideradas como muy raras, aunque hoy se sabe que, prácticamente, aparecen en el curso de todas las tempestades de cierta importancia. Las « olas monstruosas » pueden alcanzar alturas de cresta de más de 30 metros y presiones fenomenales. Así, una ola normal de 3 metros de altura ejerce una presión de 6 toneladas/m ². Una ola de tempestad de 10 metros de altura puede ejercer una presión de 12 toneladas/m ². Una ola gigante de 30 metros de altura puede ejercer una presión que va hasta 100 toneladas/m ². Ahora bien, ningún buque esta diseñado para resistir a tal presión. Existe también un fenómeno el de las « tres hermanas ». Se trata de tres « olas gigantes » sucesivas y tanto más peligrosas, porque un barco que habría tenido tiempo de reaccionar correctamente a las dos primeras, no tendría ninguna posibilidades de recuperarse en una posición favorable para enfrentarse con la tercera. Según el LEAP/ E2020, es un fenómeno de este tipo, que el mundo enfrentará este verano boreal; y ningún Estado (buque) está en posición favorable para oponerse a ellas, aunque algunos peligran más que otros como lo anticipa este GEAB N°36.

(3) El LEAP/E2020 considera que sus anticipaciones sobre la evolución socioeconómica de las diferentes regiones del mundo publicadas en el GEAB N°28 siguen siendo pertinentes (15/10/2009).

(4) O, más exactamente, en cada una de las regiones, la degradación de la situación ya no podrá ser enmascarada por artificios mediáticos y bursátiles.

(5) Será interesante por otra parte, en materia de estadísticas económicas estadounidenses, seguir las consecuencias de la revisión por el Bureau of Economic Analysis de las clasificaciones y los procesos de cálculo que se producirá el 31/07/2009. En general, este tipo de revisiones tiene por resultado hacer más compleja las comparaciones históricas y modificar en un sentido favorable las estadísticas importantes. Basta para darse cuenta de esto comprobar cómo las revisiones precedentes permitieron disminuir por 3 el valor medio del nivel inflación medida. Fuente: MWHodges, 04/2008.

(6) Los lectores del GEAB no se les habrá pasado por alto que son exactamente las mismas personas, medias e instituciones quienes, hace 3 años, encontraban que todo estaba de para bienes en el mejor de los mundos; hace 2 años, que no había ningún riesgo de crisis grave; y hace un año, que la crisis estaba bajo control. ¡Opiniones muy confiables!

(7) Salvo a nivel regional, donde cada entidad política se organiza a su manera. Así, aprovechando la extinción política del Reino Unido sumido en la crisis financiera, económica y política, la UE está en vías de poner a la City londinense bajo su supervisión (fuente Telegraph, 11/06/2009) En el verano de 2009 corre peligro de ser el fin de 300 años de historia de la totalmente poderosa City núcleo del poder británico. A este respecto, es preciso leer el muy instructivo artículo de George Monbiot en The Guardian del 08/06/2009 y sobre todo tomarse un tiempo para leer el brillante ensayo de John Lanchester publicado en London Review of Books del 28/05/2009 y titulado « It’s finished ».

(8) Por otra parte todavía preocupa las declaraciones finales del G8, como las de sus ministro de finanzas del 13/06/2009 (fuente: Forbes, del 13/06/2009), en momentos en que cada uno actúa de hecho por su parte: estadounidenses de un lado, canadienses y europeos del otro, los británicos y japonés en medio, mientras que los rusos ¿juegan un juego diferente?

(9) La desventura sufrida por el Secretario de Estado del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner en momentos de su reciente discurso a los estudiantes de economía de la universidad de Beijing, es a este respecto muy instructiva: el público en el auditorio estalló de risa cuando comenzó a explicar doctamente que los Chinos habían hecho una buena elección invirtiendo sus activos en Bonos del tesoro y en USD (fuente: Examiner/Reuters, 02/06/2009) ! Ahora bien, no hay nada peor para un poder establecido que suscitar la ironía o el ridículo ya que una potencia no es nada sin el respeto (de parte del amigo como del adversario) sobre todo cuando el que se burla es « atrapado » por el burlado. Este estallido de risa equivale, según el LEAP/E2020, a una larga demostración queChina no se siente « atrapada » en la trampa del USD y que sus autoridades saben exactamente a qué atenerse sobre la evolución del billete verde y los T-bonds. Esta escena habría sido impensable hace sólo doce meses, posiblemente hasta hace solamente seis meses, primero porque los Chinos estaban todavía engañados, luego porque pensaban que había que continuar haciendo creer que continuaban engañados. Visiblemente, en vísperas del verano de 2009, esta preocupación desapareció: no hay necesidad de simular en lo sucesivo como lo indica este sondeo de 23 economistas chinos publicado el día de la llegada de Timothy Geithner a Pekín que juzga a los activos estadounidenses « riesgosos » (fuente: Xinhuanet, 31/05/2009). Los próximos meses resonarán esta carcajada estudiantil…

(10) Y no sólo en Estados Unidos dónde los accionistas sistemáticamente serán perjudicados por el Estado so pretexto del interés colectivo superior, como lo muestran las pérdidas de los fondos de pensiones que habían invertido en acciones de Chrysler o GM, o las presiones de la FED y del gobierno estadounidense sobre Bank of America para que esconda a sus accionistas el estado desastroso de Merrill Lynch en el momento de su rescate. Fuentes OpenSalon, 10/06/2009 / WallStreetJournal, 23/04/2009. En el Reino Unido, Europa y Asia, las mismas causas producirán los mismos efectos. La « razón de estado » es desde hace tiempo la excusa más simple para justificar todas las expoliaciones. Y las crisis graves son propicias para invocar la « razón de estado ».

(11) En Alemania, se plantea un problema similar a causa de la elección nacional de septiembre próximo. Después de la elección, los problemas bancarios del país estallarán en los medias, junto con varios cientos de miles de millones de activos de riesgo en los balances de los bancos regionales. Se está lejos de la magnitud de los problemas de los bancos EEUU o británicos, pero Berlín, sin duda, deberá hacer frente a potenciales quiebras. Fuente: AFP/Google, 25/04/2009, y en EEUU los bancos ayudados por el estado federal simplemente disminuyeron sus préstamos a la economía, al contrario, de lo que se consideraba debían hacer. Fuente: CNNMoney, 15/06/2009

(12) Fuentes : Financial Times, 01/06/2009; YahooFinance, 04/06/2009; StreetInsider+Holdings/4656921.html, 15/05/2009; Financial Times, 01/06/2009)

——-

***Para poder descargar una copia en PDF de todo el informe visita el blog de RafaPal

Publicar un comentario