11 de diciembre de 2009

Fidel Castro llama "cínico" a Obama por aceptar el Nobel de la Paz

Según el líder cubano, el mandatario estadounidense ya tenía decidido mandar tropas a Afganistán antes de serle concedido el premio

por: MAURICIO VICENT

Fidel Alejandro Castro RuzHasta ahora, Fidel Castro se había medido en las críticas a Barack Obama. Ya no. En un comentario publicado en la prensa cubana, el líder comunista llama "cínico" al presidente estadounidense y dice que su política exterior es tan "guerrerista" como la de su antecesor, George W. Bush. "La política que se ofrece al pueblo de Estados Unidos por la nueva administración es la misma de Bush, quien ordenó la invasión de Irak, que nada tenía que ver con el ataque a las Torres Gemelas", escribe el ex mandatario.

Según Castro, los discursos "teatrales" de Obama "ocultan la existencia real de una superpotencia imperial con cientos de bases militares desplegadas por el mundo, 200 años de intervenciones militares en nuestro hemisferio". El ex presidente cubano ha roto un silencio de varias semanas para analizar las últimas declaraciones y discursos de Obama, con especial interés en el que pronunció el 1 de diciembre en West Point, cuando anunció el despliegue de 30.000 soldados más en Afganistán.

Castro ha contado "las 169 frases" que empleó el inquilino de la Casa Blanca en "tocar cada una de las teclas que le interesaban para obtener de la sociedad norteamericana su apoyo a una estrategia de guerra". "Adoptó poses que harían palidecer a las Catilinarias de Cicerón", considera el ex presidente cubano de dicha alocución, y añade: "ese día tuve la impresión de estar escuchando a George W. Bush; sus argumentos en nada se diferencian de la filosofía de su antecesor, excepto por una hojita de parra: Obama se oponía a las torturas".

Castro, que a sus 83 años sigue siendo primer secretario del partido Comunista, aunque no ostenta cargos de Gobierno desde 2008, se pregunta: "¿por qué Obama aceptó el Premio Nobel de la Paz cuando ya tenía decidido llevar la guerra a Afganistán hasta las últimas consecuencias?". Y concluye: "No estaba obligado a un acto cínico".

Sobre la cumbre de Copenhague

También arremete contra el presidente estadounidense por su "falta de decisión" y "debilidad" para enfrentar los retos del cambio climático. "Obama no es ignorante; conoce, como conocía [el ex vicepresidente de EE UU, Al] Gore, el grave peligro que amenaza a todos, pero vacila y se muestra débil frente a la oligarquía irresponsable y ciega de ese país". A su entender, en este tema el mandatario estadounidense se mueve de modo pacato, "no actúa como un Lincoln, para resolver el problema de la esclavitud y mantener la integridad nacional en 1861, o como un Roosevelt, frente a la crisis económica y el fascismo".

"El problema ahora de Obama y sus aliados más ricos es que el planeta que dominan con puño de hierro se les está deshaciendo entre las manos", señala Castro en su comentario, en el que afirma que en la Cumbre de Copenhague "debe exigírseles el máximo de sacrificio a los más ricos", un "máximo de racionalidad para el empleo de los recursos" y no tratar de lanzar sobre las naciones más pobres "el peso de la carga para salvar a la especie humana".

fuente: tit_logo_int

Publicar un comentario